Memrise Podcast

Episode 3: Football

Today’s guest, Rafael Suárez Rosa, has moved a lot around Spain following his childhood dream of becoming a professional football player.

 

 




Transcript

MATILDE: Hola, I’m Matilde Betti Canuti, I’ve been learning Spanish for the past two years and welcome to Sobremesa. A podcast by Memrise.

Sobremesa is the Spanish concept of lingering around the table after a good meal shared with friends, indulging in soul-nourishing conversation. This show is not a language lesson, rather a collection of moving stories about the many different worlds of Spanish speakers. In this season, we bring you stories about people in movement.

Today’s guest, Rafael Suárez, has moved quite a lot around Spain following his childhood dream of becoming a professional football player.

As I said earlier, this is not a language lesson, so here are a few words that I’m sure you’ll find useful as you listen to this episode. The first word is entrenar, which means to train. The second word is equipo, which means team. The third word is amistoso, which means friendly and it’s used in this episode to describe the friendly match that you have between teams. And the fourth word is lesión, which means injury.

MATILDE: So, you used to be a football player, right?

RAFAEL: Sí, Matilde, exactamente. Dediqué parte de mi, bueno, mi infancia y, bueno, maduré dedicado completamente al fútbol.

MATILDE: ¿Cuántos años?

RAFAEL: Bueno, digamos que empecé muy joven, tendría como seis o siete años.

MATILDE: Six? You were six years old.

RAFAEL: Sí, cuando… digamos, básicamente empecé en el equipo de mi colegio y…

MATILDE: ¿Cómo se llamaba? What was its name?

RAFAEL: Se llamaba, bueno, Maristas.

MATILDE: “Maristas”.

RAFAEL: Sí, exactamente.

MATILDE: Six years old, okay. Maristas. Cool. In Córdoba, right?

RAFAEL: In- En Córdoba, perdón, sí. Bueno, primeramente, buen, obviamente, había dado mis primeros pasos en el fútbol en la calle. Las primeras memorias o recuerdos que tengo son de mi abuelo llevándonos a mis hermanos y a mí, obviamente, a un campo cercano a casa. Y allí poníamos dos piedras como portería y, bueno…

MATILDE: So, your grandpa would take you and your brothers to the pitch and then you would make goals with rocks, right?

RAFAEL: Exactamente.

MATILDE: Really cool. I think that’s very common in Spain, as in Italy, in these countries, like, yeah… you see kids playing in the courtyards, in the street, and they make up goals with anything they have, bottles of water or rocks, and they just, you know, play against each other, right?

RAFAEL: Sí, creo que es algo muy cultural, o muy de la cultura infantil de estos países.

MATILDE: What was football for you back then? As a kid.

RAFAEL: Bueno, mi percepción, obviamente ha cambiado con el paso de los años. Los primeros recuerdos que tengo, bueno, son de mucha ilusión.

MATILDE: Illusion.

RAFAEL: Sí. Entretenimiento, un juego.

MATILDE: It was a game, yeah.

RAFAEL: Exactamente. Nada serio, simplemente querías compartir un buen momento con tus compañeros, con tus amigos, tus hermanos. Y, bueno, hacer el tiempo pasar.

MATILDE: So you were just sharing moments with your friends and your brothers and having fun running around and kicking balls.

RAFAEL: Exactamente.

***

MATILDE: You were good enough, I know that. You were good enough that you actually did get into the academy, right? But it wasn’t there in Córdoba. Where was it?

RAFAEL: Fue en Valladolid.

MATILDE: En Valladolid, which is in País Vasco, ¿no?

RAFAEL: Bueno, perdón, es en Castilla y León.

MATILDE: Oh, Castilla y León.

RAFAEL: Sí, es al norte de Madrid, de la comunidad de Madrid.

MATILDE: Okay, so, in Valladolid, which is in Castilla y León to the north from Madrid. So how old are you at this time?

RAFAEL: Tenía trece años.

MATILDE: Thirteen, yeah. And you moved to Valladolid?

RAFAEL: Sí, solo.

MATILDE: By yourself.

RAFAEL: Exactamente.

MATILDE: What did your mom say? She must have been desperate.

RAFAEL: Bueno, sinceramente, todo ha ocurrido muy rápido. Yo estaba jugando un campeonato regional.

MATILDE: Okay, a regional championship.

RAFAEL: Exactamente. Y, bueno, había, como has dicho antes, cazatalentos…

MATILDE: “Cazatalentos”?

RAFAEL: Sí.

MATILDE: ¿Qué significa?

RAFAEL: Pues, son personas que se encargan o que trabajan para grandes clubs.

MATILDE: Yeah, of course, like a headhunter.

RAFAEL: Exactamente.

MATILDE: Talents hunter, yes.

RAFAEL: Sí, perdón. Y entonces se dedican a ir por este tipo de campeonatos. Bueno, recogiendo informes de aquellos futbolistas que piensan que pueden llegar a ser profesionales en un futuro.

MATILDE: So, yeah, they go and watch matches so that they can choose the people who they think that would make it as a profession.

RAFAEL: Exactamente, entonces…

MATILDE: They saw you.

RAFAEL: Bueno, sí, eso parece.

MATILDE: Tell me, did you meet them straight after the match, that day?

RAFAEL: No. En mi camino a casa, bueno, me llamaron por teléfono, y era el presidente de mi club, y bueno, diciéndome que había un grupo de personas interesados en mí, entre ellos una persona trabajando para el Valladolid y que podía ser una buena opción. Y que, bueno, al día siguiente me querían ver en Valladolid y enseñarme las instalaciones y…

MATILDE: The day after, like, the day right after phoning you and telling you this, they wanted you in Valladolid.

RAFAEL: Sí, exactamente.

MATILDE: Wow, that’s crazy. How did you feel when you received the phone call?

RAFAEL: Bueno, muy contento, muy feliz.

MATILDE: Super excited, I guess.

RAFAEL: Sí, me imagino que, como niño, muy excitado ante… bueno, ante cierto interés, ¿no? Ante tal interés.

MATILDE: Yes. So cool. And then you got to Valladolid and what happened that day?

RAFAEL: Recuerdo cuando llegué allí, pues, bueno, muy emocionado.

MATILDE: Of course, very excited.

RAFAEL: Los primeros días muy bien, todo muy centrado en los entrenamientos, en el fútbol. Conoces gente nueva, gente joven, gente con tus mismas aspiraciones.

MATILDE: The same dreams and aspirations, yeah.

RAFAEL: Recuerdo los primeros días, especialmente el primer día, era una clase… era de historia.

MATILDE: History class.

RAFAEL: Sí. En el colegio, y recuerdo, bueno, que estábamos haciendo… bueno, estábamos leyendo, en alto. La profesora pues, bueno, ordenó- nos mandó a varias personas, pues, leer.

MATILDE: She would ask you to read, yeah.

RAFAEL: Sí. Y, bueno, me tocó a mí, me tocó mi turno.

MATILDE: Do you remember what you were reading?

RAFAEL: Sinceramente estaba tan nervioso que…

MATILDE: Oh, no!

RAFAEL: Que no recuerdo qué tenía que leer porque, bueno, sabía que iba a haber un problema.

MATILDE: Why, why, why?

RAFAEL: Bueno, un problema porque… por el tema del acento.

MATILDE: Oh, for your accent.

RAFAEL: Exactamente, exactamente, sí.

MATILDE: Okay, so, it wasn’t really because you were the new kid. But you were more worried about your accent. Because, obviously, it’s very different compared to what they speak in Castilla y León, I guess.

RAFAEL: Sí, es muy diferente.

MATILDE: Okay, so, yeah, tell me. What happened?

RAFAEL: Y bueno, entonces, yo no prestaba atención, a mi acento tampoco, y no me esforzaba, a lo mejor, por pronunciar mejor.

MATILDE: You didn’t care.

RAFAEL: No. Como es bien sabido, los andaluces tenemos nuestra propia forma de hablar. Cuando me tocó leer, bueno, la profesora me tuvo que interrumpir en cuestión de diez segundos, como dos o tres veces. “Por favor, puedes volver a leer”. “Por favor, ¿puedes repetir?” Porque no entendía absolutamente nada.

MATILDE: That is not a very nice teacher, that feels…

RAFAEL: No lo es, y, de hecho… pero de hecho, no era solo la profesora, porque recuerdo a mis compañeros alrededor. Bueno, mirándome con una cara como de sorpresa, ¿no?

MATILDE: Very surprised by your accent.

RAFAEL: Sí. “Wow, ¿de dónde viene este chico?”

MATILDE: “Where is he from?” Oh, God. It must have been hard.

RAFAEL: Sí, en ese momento fue duro, pero bueno, con el paso del tiempo, de los días, pues… bueno, mis compañeros, la verdad es que eran estupendos y, bueno, es que me acogieron muy bien.

MATILDE: Right, they welcomed you very happily in the end.

MATILDE: How long did you stay in Valladolid for?

RAFAEL: In Valladolid estuve dos años justo.

MATILDE: Okay, and why did you move from there? What happened?

RAFAEL: Pues, mira, en mi segundo año, justo al final, después de jugar los últimos partidos, pues, yo mismo decidí que mi etapa allí se debía cerrar.

MATILDE: Okay, so you decided it was time to end it there.

RAFAEL: Exactamente. Pero era más basado en mi bienestar personal porque no me encontraba realmente cómodo, quizá con el ambiente, o con estar tan lejos de casa, o simplemente pensé que era tiempo de un cambio.

MATILDE: Yes, that’s what you thought, that it was time to move on to something different. And then, at this point, are you playing football? Yes.

RAFAEL: Sí.

MATILDE: You’re sixteen, more or less, at this time?

RAFAEL: Sixteen, yeah. Sí, exactamente. Y jugué campeonatos autonómicos y regionales. Y, bueno, en uno de esos campeonatos, pues, una vez más me llegó una oferta.

MATILDE: Another offer? From whom?

RAFAEL: Bueno, esta vez fue Sevilla.

MATILDE: Sevilla? Which was like a bigger team?

RAFAEL: Sí.

MATILDE: And Sevilla’s still in Andalucía, so it’s not too far from Córdoba.

RAFAEL: No, para mí era perfecto porque… bueno, muy cerquita de Córdoba, a una hora en coche y, bueno, era una buena oportunidad, sí.

MATILDE: Okay, so you were playing for Sevilla, for how many years?

RAFAEL: Para Sevilla jugué solamente por un año.

MATILDE: Un año. ¿Y qué pasó después? What happened after?

RAFAEL: Bueno, una coincidencia hizo que volviera al equipo de mi tierra, en Córdoba.

MATILDE: En Córdoba. Okay. What happened?

RAFAEL: Pues, básicamente mi madre se encontró con una persona que… bueno, era un manager, una persona del mundo del fútbol, que trabajaba para el Córdoba. El Córdoba en ese momento, pues, jugaba en segunda división, lo que quería decir que era un equipo profesional.

MATILDE: Okay, so, at this time Córdoba is a professional team and it’s growing.

RAFAEL: Y, bueno, tenía un segundo equipo también que era semi-profesional.

MATILDE: Semi-professional.

RAFAEL: Sí, y podía ser una buena oportunidad para intentarlo por ese camino. Pero…

MATILDE: ¿Qué pasó?

RAFAEL: Bueno, después de dos semanas de entrenamiento cometí un error yo, porque yo sin firmar el contrato, pequé un poco de ingenuo, fui un poco ingenuo, y recuerdo que justo antes de un partido, pues, le dije al… después de dos semanas allí, le dije a mi fisioterapeuta que, bueno, que tenía un dolor de… que tenía un problema de espalda, que me dolía, que lo había tenido durante un año en mi año anterior en Sevilla pero que, bueno, que no suponía un problema porque en Sevilla había convivido con ese dolor.

MATILDE: Okay, so you told the doctor, your physiotherapist in Córdoba, after two weeks, without having signed the contract, you said: “I have this back pain and it’s been going on for a year now. It’s fine, you know, if I get physiotherapy I’m ready to play, I can survive”, right?

RAFAEL: Sí, me imagino que son cosas de, bueno, cuando eres un poco ingenuo…

MATILDE: A bit naive, yeah.

RAFAEL: Sí, y cuando eres…

MATILDE: Well, you were honest.

RAFAEL: Sí, pero bueno, cuando eres joven, sabes que hay ciertas… bueno, sabes, ya cuando eres adulto y lo miras con perspectiva, ¿no? Te das cuenta de que hay ciertas cosas, que muchas veces, a lo mejor, es mejor omitir.

MATILDE: Shut up. Omit them, okay.

RAFAEL: Exactamente.

MATILDE: So, what happened?

RAFAEL: Recuerdo que justo antes de empezar ese partido, el director deportivo, el manager, me dijo: “Oye, Rafa, pasa mañana o después del partido, o mañana por la mañana, pasa por el estadio que, bueno, el contrato está ya redactado y, bueno, lo oficializamos”, ¿no?

MATILDE: Okay, so they told you before the match, they told you, just come by, and sign the contract, the contract is ready for you to sign.

RAFAEL: Sí, y…

MATILDE: Okay, that seemed fine.

RAFAEL: Sí, sorpresivamente, el día después ya no estaba jugando para el Córdoba. Pues, bueno, tuve una reunión con el director del club, mi padre, bueno, el doctor, y yo mismo, y bueno, me comunicaron que ya no podía jugar al fútbol, que no era apto para jugar al fútbol con esa dolencia. Después de analizar mis radiografías y, bueno, me dijeron que desgraciadamente, o tristemente, no iba a poder jugar en el Córdoba.

MATILDE: Oh, God. So, they had a meeting with you, your dad, the doctor and the manager, and they said: “Look, we looked at your X-rays, doesn’t look good, you can’t play. You’re out.”

RAFAEL: Sí, un buen resumen de lo que pasó.

MATILDE: How old were you at this time?

RAFAEL: Tendría como dieciocho años.

MATILDE: Eighteen. So, like, you joined that club dreaming that it would be the way you could become a professional, you were honest enough to say: “Yeah, I actually have this back pain for a while but, you know, I can manage it”, and then, you were sacked, pretty much.

RAFAEL: Bueno, sí, desgraciadamente, a veces, el mundo funciona así. Y es injusto, digamos, ¿no?

MATILDE: Yeah, how did you feel?

RAFAEL: Bueno, me sentí mal. Posiblemente, lo recuerdo como un momento duro.

MATILDE: Hard time.

RAFAEL: Posiblemente, uno de los más duros de mi carrera. Tienes que entender que, bueno, rechazo un contrato con el Sevilla.

MATILDE: Yeah, of course.

RAFAEL: Que es más equipo, mucho más equipo, digamos, que el Córdoba. Y, bueno, decido ir al Córdoba y después de dos semanas, pues, me trataron así, ¿no? Realmente decepcionado y… bueno, sí, un poco con prepotencia también, ¿no?

***

RAFAEL: Después del mal trago o del mal período que pasé, ¿no? Desde que me comunicaron que no iba a seguir en el Córdoba necesité un par de meses, imagino para aceptarlo.

MATILDE: Of course, accepting the process, yeah.

RAFAEL: Yo, entonces, estaba estudiando también.

MATILDE: At university?

RAFAEL: Sí, en la Universidad. Un día, después de clase me encuentro a esta persona, una chica que hacía un tiempo que no la veía.

MATILDE: Okay, so you bumped into this girl.

RAFAEL: Sí, y bueno, como sabes, Córdoba, como te decía, es una ciudad relativamente pequeña.

MATILDE: Muy pequeña.

RAFAEL: En la que, bueno, nos conocemos. La gente, relativamente de tu generación, pues, lo normal es que…

MATILDE: Yeah, you know your peers, yes.

RAFAEL: Exactamente. Y, bueno, me encuentro a esta persona que me pregunta…

MATILDE: “¿Qué pasa, Rafa?”

RAFAEL: Cómo me ha ido la vida, en estos años, ¿no? Desde que me fui a Valladolid, las vueltas que he dado.

MATILDE: And you told her your situation, that you were back and you wanted to sign for Córdoba… you told her about the back issue and the fact that they…?

RAFAEL: Sí, tuvimos tiempo para hablar de todo, y, por supuesto, como era lo más reciente… Pues, entonces esta chica me dice, o me pregunta, quién era la persona que me había evaluado.

MATILDE: The doctor. She asked you who is the doctor.

RAFAEL: Le digo el nombre del doctor y, bueno, veo una expresión de sorpresa en su cara.

MATILDE: She was… why? Why was she surprised?

RAFAEL: Bueno, aparentemente, ese doctor era su padre.

MATILDE: Her dad?

RAFAEL: Sí.

MATILDE: Her dad was the doctor who told you that you couldn’t play and ruined your life?

RAFAEL: Más o menos.

MATILDE: Oh, my God. What did you do?

RAFAEL: Nada. Yo estaba, bueno, yo también me sorprendí, por supuesto. Bueno, esta chica me lleva a casa, era la hora de comer, lo recuerdo perfectamente. Me deja… me acerca a casa, en su coche.

MATILDE: At hers? Or at yours?

RAFAEL: A mi casa.

MATILDE: Oh, your home, okay.

RAFAEL: Sí, me acerca a mi casa y, bueno, ella continúa su camino hacia la suya, y, bueno, después de una media hora, una hora, suena el teléfono de mi casa.

MATILDE: Okay. Your phone rings.

RAFAEL: Sí, bueno, ella simplemente lo cogió, a Rafa Suárez, así, “¿Qué tal, cómo estás? Mira, respecto a la conversación que tuvimos antes, por la tarde…”

MATILDE: “About what we said earlier”, yes.

RAFAEL: “Mira, hay una persona que quiere hablar contigo.”

MATILDE: “There’s someone who wants to talk to you.” I see this coming.

RAFAEL: “Te lo paso.” Y bueno, al otro lado del teléfono estaba…

MATILDE: El doctor.

RAFAEL: Estaba el doctor, su padre.

MATILDE: Okay. And what did he tell you?

RAFAEL: Bueno, él fue muy certero, muy concreto. Fue directo al grano.

MATILDE: Directo al grano. Straight to the point.

RAFAEL: Sí. Y no me dijo… no dio ningún rodeo. Simplemente, pues, me dijo: “Rafael Suárez”, o Rafa Suárez, “si mañana me traes un certificado de otro doctor diciendo que eres apto, que puedes jugar al fútbol, mañana vuelves a firmar por el Córdoba.”

MATILDE: Wow. So, he tells you: “If tomorrow you can provide me with a medical certificate that says that you’re actually able and fit to play football, you’re in”. In the team. Tomorrow.

RAFAEL: Sí, exactamente. Yo dije: “Bueno, haré todo lo posible.”

MATILDE: “I’m gonna do everything possible”.

RAFAEL: Sí, porque bueno, al fin y al cabo, aunque yo me sintiera herido por cómo me habían tratado, entiendo que… o entendía en su momento que por supuesto era la mejor opción posible para mí.

MATILDE: Of course.

RAFAEL: Y para mi desarrollo profesional.

MATILDE: Of course. Just… jump on the train.

RAFAEL: Sí.

MATILDE: So, you brought that medical certificate, you brought it to them and you signed the contract and started playing?

RAFAEL: Sí, comencé a jugar con el Córdoba, con el segundo equipo, exactamente, después de algunas semanas. Sí, estaba otra vez…

MATILDE: Amazing.

RAFAEL: Back in track.

MATILDE: Amazing.

RAFAEL: Se empieza a hablar de que, bueno, Rafa Suárez puede debutar, puede jugar en segunda división como profesional en cualquier momento.

MATILDE: Okay, so it starts in any time soon, you could start in first division, as a professional.

RAFAEL: Sí, como venía diciendo, entrenaba con ellos con asiduidad, con frecuencia y, bueno, se sabía que en cualquier momento podía ser mi oportunidad.

MATILDE: So, you knew that it was coming, any time could be the day that they told you you’re in.

RAFAEL: Sí, y yo, bueno…

MATILDE: That must have been an exciting time.

RAFAEL: Sí, la verdad es que de las más bonitas, o de las épocas más bonitas que recuerdo… porque, bueno, cuando hay ese tipo de comentarios y cuando sabes que estás muy cerca, bueno, todo empieza a tener sentido, ¿no?

MATILDE: Everything makes sense. Yes, you know that your efforts are being repaid and you’re working towards what you’re dreaming.

***

MATILDE: Tell me more, tell me more. What happened next?

RAFAEL: Recuerdo un partido entre semana, un miércoles.

MATILDE: Wednesday.

RAFAEL: Sí. Y jugué con el Córdoba, con el equipo de primera división, un partido que era amistoso, contra el..

MATILDE: “Amistoso”, meaning like a friendly… friendly game.

RAFAEL: Sí. Y, bueno, jugué contra el Sevilla de primera división, contra profesionales.

MATILDE: So, you were in this match with them on a Wednesday night against the first division, against the professionals.

RAFAEL: Sí, y justo un día después de este partido amistoso, entrenando, pues, bueno, me rompo… tengo una lesión grave.

MATILDE: During that match?

RAFAEL: No durante, en el entrenamiento del día después.

MATILDE: Okay, so you were training after that match on a Wednesday, yeah.

RAFAEL: Sí.

MATILDE: And you injured yourself.

RAFAEL: Sí, tuve una lesión realmente complicada, de rodilla.

MATILDE: In your knee.

RAFAEL: Yo creo que es más el momento en el que sucedió que otra cosa, ¿no? Que es cuando, wow, sí, nunca es bueno, ¿no?, o nunca hay un buen momento para…

MATILDE: Yes, it’s never good but specifically in that moment, it was the worst thing that could happen to you.

RAFAEL: Sí, bueno, de hecho estuve retirado, digamos, retirado porque no podía jugar, no pude jugar por un año y medio, algo así.

MATILDE: Wow, a year and a half, you couldn’t play.

RAFAEL: Sí.

MATILDE: So, yeah. So, how are you? How are you now?

RAFAEL: Bueno, tengo que decir que antes de acabar en el tema este del fútbol todavía pude jugar, me recuperé.

MATILDE: You did recover and you went back to play.

RAFAEL: Y jugué en un equipo profesional, la tercera división.

MATILDE: Third division, yeah.

RAFAEL: Española, pero solamente por un año.

MATILDE: For a year.

RAFAEL: Sí. Y, bueno, simplemente, pues, llega un momento cuando tenía unos veintidós, veintitrés años, decidí parar de jugar.

MATILDE: You decided to stop playing. Why? Was it like physical issues that you had or you were just like, “you know, that time of my life has come to an end, I need to move on, do something else”?

RAFAEL: Sí, yo creo que más lo segundo. Puse la balanza: ¿realmente me merece la pena seguir peleando por esto, o…?

MATILDE: Is it worth to keep fighting for this or not?

RAFAEL: Exactamente. O, bueno, tenía, como he dicho con anterioridad, anteriormente estaba estudiando también mi carrera.

MATILDE: Yeah, you were studying.

RAFAEL: Universitaria. Mi carrera universitaria, perdón. Y, bueno, decidí centrarme en mis estudios y también, bueno, vivir otro tipo de experiencias que el fútbol, pues, en ese momento no me permitía.

***

MATILDE: What was football for you at that time?

RAFAEL: Puedo decir que ya no era tan divertido. Veinte años después o quince, dieciséis años después, no era ya tan divertido. Bueno, simplemente se convirtió en una profesión.

MATILDE: Okay, so at that point it is your job pretty much and it’s not as fun as it used to be when you were with your brothers in the field with your grandpa.

RAFAEL: Sí. Cambia mucho la percepción y la realidad. Ya no es la percepción, ya es que, bueno, hay una presión, ganas un…

MATILDE: There is pressure, yeah.

RAFAEL: Ganas un dinero y, como en cualquier trabajo, pues, esperan resultados.

MATILDE: Yeah, pressure, they pay you money and expect results, as in any other job, of course. And yes, I mean, it’s an industry, and we all know about it, so…

RAFAEL: Simplemente para mí perdió un poco el romanticismo, y ver cómo funcionaba el mecanismo, ¿no? Ver cómo funcionaba esa empresa, ver cómo funcionaba el fútbol, esa empresa por dentro, pues, no me hacía feliz, la verdad.

MATILDE: Okay, so… well, you decided it wasn’t your cup of tea anymore. And you decided to focus on your career and you finished your studies and, actually, that’s why you’re here, ¿no?

RAFAEL: Sí, puedo decir que si no me hubiera pasado todo esto que me obligó a dejar el fútbol con bastante celeridad, bastante joven, ahora mismo no estaría aquí teniendo esta conversación contigo.

MATILDE: We wouldn’t be here talking about this. Okay, but now I know, because I know this, that you’re actually playing football now. Because we have a Memrise football team and you play in it.

RAFAEL: Bueno, aquí hay un grupo muy, digamos, muy aficionado al fútbol, un grupo de gente joven muy aficionado al fútbol.

MATILDE: Hardcore, certainly. Football lovers.

RAFAEL: Y que, bueno, al saber un poco de mi pasado, pues, querían saber un poco más mi historia, por supuesto, y por qué no unirme a ellos y jugar un partido, jugar un partido de entre semana, porque juegan normalmente los miércoles o los jueves, es todo muy relajado.

MATILDE: Relaxed. You just enjoy your Wednesday match with the guys.

RAFAEL: Sí, posiblemente ahora mismo me vuelvo a encontrar o vuelvo a tener la percepción del fútbol que tuve cuando fui aquel niño de seis años y jugaba con mis hermanos o con mi abuelo.

MATILDE: I’m gonna cry now. This is so beautiful. So, you’re, like, you feel like now football for you is exactly what it used to be when you were a six-year-old kid.

RAFAEL: Exactamente. Sí, es como…

MATILDE: That is amazing.

RAFAEL: Sí, es como cerrar un ciclo. Siempre me quedó un gusto amargo, un mal sabor de boca.

MATILDE: Yeah, there’s something bitter there.

RAFAEL: Sí, cómo dejé el fútbol. Simplemente, bueno, paso página, no quiero saber nada más de él. Pero, bueno, ahora mismo lo encuentro como entretenido, como un modo también de ayudar a mis compañeros, de que ellos se entretengan, porque al fin y al cabo, bueno, yo al haber jugado como profesional, pues, bueno, se entiende que entiendo un poco mejor el juego y yo sé que ellos, pues, lo agradecen y yo estoy súper agradecido a ellos.

MATILDE: Are you the captain?

RAFAEL: Pues, no tenemos capitán.

MATILDE: You don’t have one. Okay, it’s anarchy.

RAFAEL: Pero estoy muy agradecido a ellos porque, bueno, ellos me han dado el empujón para unirme y para jugar y estoy, bueno, encantadísimo, como un niño chico.

MATILDE: That is great. That is great, you’re happy as a kid now.

RAFAEL: Sí, lo estoy.

***

MATILDE: Well, I think this was a great chat. I really like to know all these stories and mad turning points in your life. And I’m very happy that you’re happy now. And that you reconnected with football in the end and I think it’s in the best way that you could have, really.

RAFAEL: Bueno, muchas gracias por la oportunidad de, bueno, estar aquí, contarte un poco sobre mi vida, sobre todo, bueno, ese proceso, ¿no?, o ese sueño que… cuando son muchos, somos niños, queremos alcanzar. También quiero decir que, bueno, echando la mirada atrás…

MATILDE: Looking back.

RAFAEL: Sí. Quiero decir, bueno, que tengo un sentimiento, o lo veo como algo positivo, todo el proceso, o todos los años que pasaron desde que empecé a jugar al fútbol hasta que lo dejé. Y, por supuesto, después, ¿no?

MATILDE: Yeah.

RAFAEL: Porque, bueno…

MATILDE: Yeah, you don’t regret anything that you did.

RAFAEL: No, en absoluto. Me ayudó mucho a madurar, me encontré a gente maravillosa, hice muchos amigos por el camino, y bueno, no solo fueron decepciones pero muchos momentos de alegría, también.

MATILDE: Of course, beautiful memories as well as all the moments that life is gonna get you to face. Well, thank you very much for taking the time to have this chat with me. Hasta luego.

RAFAEL: Hasta luego.

Thank you so much for listening to another episode of Sobremesa, I’m your host, Maltide Betti Canuti, please subscribe to Sobremesa in Apple Podcast, Spotify, or wherever you get your podcast from.

 


Speak Spanish with Memrise!